los cisnes se han ahogado en agua sentina,
tírense las señales,
pruébese el veneno,
que sea cercada la vaca
lejos del toro,
la peonía del sol,
llévense los besos lavanda de mis noches,
desalojen a las sinfonías de las calles
como a mendigos,
que queden los clavos listos,
azotadas las espaldas de los santos,
aturdidas las ranas y los ratones para el gato,
incineradas las pinturas cautivadoras,
meados los amaneceres,
mi amor
ha muerto.

Free WordPress Themes
A %d blogueros les gusta esto: