Llevé
A
Mi
Amiga
A
Tu
Último
Recital
De
Poesía,
Me
Dijo
Ella,
¿y
Qué?
¿y
Qué?,
Le
Pregunté.
Es
Joven
Y
Hermosa,
Me
Dijo
Ella.
¿y
Bien?,
Le
Pregunté.
No
Soporta
Tu
Osadía.
Después
Se
Estiró
En
El
Sofá
Y
Se
Sacó
Las
Botas.
No
Tengo
Unas
Piernas
Muy
Bonitas,
Dijo.
Bueno,
Pensé,
Yo
No
Hago
Una
Poesía
Muy
Bonita
Y
Ella
No
Tiene
Unas
Piernas
Muy
Bonitas.
¡dos
Revueltos!

Tu publicidad aquí por sólo 15€/mes — hallpalaceapartments@gmail.com

(Más de 60.000 visitas en nuestro primer año)

Free WordPress Themes
A %d blogueros les gusta esto: