Seleccionar página

Siempre hay alguna Carmen a la vuelta
de alguna esquina
en algun parte
pero también es cierto que las Cármenes nunca
duran mucho;
las Cármenes apenas duran
nada.
lo veo en los ojos de los hombres
por todas partes…
hombres sentados en la barra de cafeterías
hombres que conducen buses
hombres que hacen discursos políticos
hombres que sacan dientes
hombres en jaulas de tigres
hombres que veo por todas partes…

El hombre que veo mientras me afeito
me devuelve la mirada con ojos entornados
su Carmen también se ha ido;
ese hombre (yo) está
pensando ahora en lo que
podría hacer en realidad
la navaja, la idea siempre
está presente…

pero el juego nos hace seguir
adelante: siempre hay alguna Carmen nueva
a la espera
en alguna parte
justo a la vuelta
de la esquina.

Free WordPress Themes
A %d blogueros les gusta esto: