Había tomado prestado un televisor durante un mes
y vi unas pelis antiguas de Cagney.

una buena parte de la interacción de Cagney con las
mujeres
tiene lugar en la cocina
ellas dicen algo que a él no le
hace gracia. Las abofetea con un trapo
o les tira un pomelo a la
cara. ellas lloran y se precipitan a
a sus brazos.

a mí siempre me han atacado las
mujeres
sobre todo cuando estoy desanimado o
cansado. me echan por la puerta
bajo la lluvia, para caer de espladas
en charcos fangosos. me tiran cerveza por la cabeza,
se me abalanzan con cuchillos y sujetalibros,
me atacan
rugiendo cual leopardos
me hacen jirones abrigos y
camisas.
me atacan en el momento
en que hablo despreocupadamente con un
amigo o mientras estoy
durmiendo. a veces también se golpean la cabeza
contra la pared.

me marcho, les digo.

ah, tú siempre quieres acabar con el asunto,
¿verdad?

bueno, joder, te comportas como si no te
gustara.

!bueno, pues entonces, vete¡

me marcho. no soy ningún Cagney. me alejo al volante
pensando, ay, joder, Dios, que agradable es estar
solo otra vez.

tú lo tenías Jimmy.
lo que quiere una mujer es
una reacción.
lo que quiere un hombre es
una mujer.

eres el mejor.

Tu publicidad aquí por sólo 15€/mes — hallpalaceapartments@gmail.com

(Más de 60.000 visitas en nuestro primer año)

Free WordPress Themes
A %d blogueros les gusta esto: