Seleccionar página

Lo que ves es lo que ves
Los manicomios rara vez
Se exhiben.

Que todavía paseemos y
Nos rasquemos y encendamos
Cigarrillos

Es más milagroso

Que las mujeres hermosas en las playas
Que las rosas y las mariposas.

Sentarse en una habitación pequeña
Y beberse una lata de cerveza
Y liar un cigarrillo
Mientras se escucha a Brahms
En una pequeña radio roja

Es haber regresado
Con vida
De una docena de guerras

Oír el ruido
De la nevera

Mientras las mujeres hermosas de las playas
Se pudren

Y las naranjas y las manzanas
Ruedan.

Free WordPress Themes
A %d blogueros les gusta esto: