las palabras van y vienen,
yazgo enfermo.
suena el teléfono, el gato duerme,
Linda usa la aspiradora.
aguardo por mi vida,
aguardo por la muerte.

desearía al menos poder dar algo de pelea en el cuadrilátero.
hubo un mal arreglo
pero el árbol de afuera no lo sabe:
lo contemplo mientras es sacudido por el viento
a la luz del sol del atardecer.

no hay nada aquí que declarar,
se trata únicamente de una espera.
cada quien la enfrenta solo.

¡Oh, alguna vez fui joven!
¡Oh, alguna vez fui increíblemente

joven!

Tu publicidad aquí por sólo 15€/mes — hallpalaceapartments@gmail.com

(Más de 60.000 visitas en nuestro primer año)

Free WordPress Themes
A %d blogueros les gusta esto: